manicura

Diferentes tipos de manicura en Sabadell

La manicura, esa gran aliada

Cuando se habla de tratamientos de belleza, la manicura es, por excelencia, se lleva medalla. Se ha convertido en un tratamiento tan relevante para nosotros ya que la manicura implica limpieza, exfoliación y masaje, tanto para las uñas como para las manos en general.

Todos los diferentes tipos de manicura en Sabadell que puedes encontrar en nuestro centro de estética Cuida’t son tratamientos realizados con cremas especiales, ceras, aceites de masaje y técnicas específicas, que, en conjunto, contribuyen al bienestar y belleza de tus manos.

Siendo sinceros, la mayoría de personas cuando acuden a realizarse la manicura lo hacen para mejorar la apariencia de las manos debido a una ocasión puntual. Pero, por otra parte, cada vez más, muchas otras personas han cogido el hábito saludable de hacerse la manicura en centros profesionales. Esto se debe a la garantía y eficacia en el resultado, además de ser un especialista el que te asesore en cuanto a los diferentes tipos de manicura, sin que tengas que rebanarte los sesos ni ver 4 tutoriales en Youtube para saber qué opciones tienes y cómo se hacen.

Los diferentes tipos de manicura en Sabadell

Para que conozcas con mayor exactitud cuales son los diferentes tipos de manicura que ofrecemos en Sabadell, hemos elaborado una pequeña descripción de los 4 tratamientos que más nos demandan. Elegir el tipo correcto de manicura mejora la experiencia del cliente; por esta razón, trabajamos duro para que tu decisión sea 100% acertada.

El tratamiento que se realiza para poner uñas de gel implica un esmalte especial que tiene una duración de al menos dos semanas. Se recortan las uñas, se hidratan y se pulen. Acto seguido, se aplica el gel capa a capa: primero una base y después el color principal que hayamos elegido. Cuando termine esta parte del proceso, el profesional que nos realiza la manicura, pondrá nuestra mano debajo de una luz ultravioleta para secar el gel (curación), durante unos 30 segundos aproximadamente. Después de este proceso, las uñas quedarán completamente secas.

Una vez que creamos que es hora de eliminarlo, tenemos dos opciones: o bien hacerlo en casa o volver al centro donde acudimos para ponérnoslas. Básicamente, se debe envolver la uña en acetona utilizando un algodón especial y se fija con papel de aluminio. Después de unos minutos, el esmalte se afloja y es muy fácil retirarlo.

  • Uñas de porcelana

Las uñas de porcelana se distinguen del resto, sobre todo, por tres características: la resistencia, la durabilidad y la fuerza. Todo ello ayuda a mantener el mismo acabado durante largo tiempo (la media es de 2 y 3 semanas, dependiendo siempre, claro está, del crecimiento natural de la uña).

El sistema de colocación es muy similar al de las uñas de gel, aunque se utilizan diversos sistemas y técnicas para lograr que se vea un aspecto muy natural. En cuanto al mantenimiento, si se desea continuar con el mismo aspecto, únicamente es necesario acudir al mismo centro a hacerse un relleno y en cuestión de menos de 30 minutos estarán igual de perfectas que cuando nos las pusieron por primera vez.

  • Esmalte fijo

El esmalte fijo es un tipo de laca de uñas que se aplica de forma sencilla, como cualquier otro esmalte, pero que debe ser endurecido con una lámpara ultravioleta, igual que con el resto de esmaltes. El tiempo que dura intacto oscila entre las 2 y 3 semanas. La gama de colores es muy extensa.

Este tipo de manicura puede aplicarse en todo tipo de uñas, sea cual sea su base. Retirar el esmalte fijo es muy fácil ya que se debe hacer con un removedor que contenga acetona, como el que utilizamos para el resto de esmaltes standard.

  • Uñas encarnadas

Este tipo de manicura más que por estética, se lleva a cabo por problemas de salud. Consiste en la incrustación de una parte de la uña (generalmente los laterales) dentro de la piel de los dedos. El dolor que causa es bastante sentido, además de que provoca enrojecimiento y en algunas ocasiones puede, incluso, derivar en una infección.

El tratamiento consiste en realizar un corte higiénico de las uñas, principalmente redondeándolas. Si el estado de encarnación fuera avanzado, el procedimiento varía, teniendo que recurrir a una leve cirugía en la uña, cortando la porción de uña encarnada, dejando así la lámina de la uña más estrecha que antes para evitar que se clave de nuevo.

¡A brillar como tus uñas!

Esperamos que hayas perfilado algo más en qué consisten los diferentes tipos de manicura en Sabadell que te ofrecemos desde Cuida’t. Recuerda que tener el cuidado apropiado en uñas y manos es muy importante tanto estéticamente como para la salud de nuestro cuerpo.

No te permitas lucir unas uñas apagadas o rotas, sin vida; apuesta por darles el brillo, color y cuidado que necesitan. ¡Te lo agradecerán y te lo agradecerás!

Author Info

Cuida't

No Comments

Comments are closed.