pedicura

La pedicura

Ha llegado la mejor temporada del año, cuando todos preferimos estar fuera, utilizando nuestros pies tanto como nos es posible. Entre que nos vamos de vacaciones a otros lugares y que nuestros centros de estética habituales, como Cuida’t, puede que también se tomen su tiempo de descanso; a veces nos quedamos colgados sin nuestros tratamientos de belleza habituales. ¡Error!

¡Sesión de pedicura at home!

En Cuida’t te animamos a que no los pospongas porque es cuando más lo necesitan. Nuestro consejo: móntate el mejor tratamiento de pedicura hecho at home. Crea tu experiencia ideal por tu propia cuenta; es decir, sólo necesitas crear un climax relajante como el que te ofrecemos en nuestras instalaciones y asegúrate de tener el material necesario a mano. Nosotros te damos a continuación todas las pautas para una pedicura perfecta en casa; tu sólo debes disponerlo y… ¡a disfrutar!

La preparación

En primer lugar, como hemos dicho, crea un ambiente de paz y tranquilidad. Abre las ventanas para permitir que entre la brisa veraniega; enciende algunas velas y pon una música relajante que te motive y te llene de calma.  Cuando tengas todo el espacio en armonía, acondiciona cómodamente un asiento, ya sea el sofá, un sillón o tu propia cama.

Después, llena un cubo con agua tibia (no caliente), y ves añadiendo unas gotas de aceite esencial de lavanda para conseguir resultados parecidos a los de la aromaterapia. Además, puedes añadir si quieres, algunas flores en el agua, para que le dé un toque especial.  Remoja los pies durante unos quince minutos. Cierra los ojos y disfruta de la sensación del agua, del olor de las flores, de la melodía de la música, de la brisa tocando tu piel… Únicamente debes respirar.

La exfoliación es importante

Toca el momento de exfoliar. En lugar de comprar un exfoliante, puedes optar por hacerlo tú mismo: sólo necesitas un poco de azúcar, aceite de oliva y aceite esencial aromático. Frótate bien los pies, concentrándote en las zonas menos lisas, como los talones. Luego, enjuágate bien. Cuando no tengas ningún resto del menjunje anterior, pasa a córtate las uñas y sigue la forma que habitualmente mantienes. Ayúdate de unas tijeras pequeñas de uñas y una lima fina de acero.

Y el toque final

Ahora que ya está casi todo el trabajo duro hecho, sólo hidratar (preferiblemente con aceite de coco), masajeando con movimientos circulares toda la extremidad. Esta es una de las partes más relajantes de la pedicura en casa. No obstante, el aceite de coco puede que deje tus uñas bastante grasientas, así que límpiate con una toalla que tengas a mano. El último paso será aplicar una capa transparente de base y dos capas del esmalte de color que hayas elegido.

A menudo la gente suele aplicarse una capa gruesa de color en vez de dos más delgadas, porque lleva más tiempo para secar, pero el resultado con dos capas es mucho más profesional.

¿Has probado ya nuestro ritual para una pedicura perfecta en casa? ¿Tienes otros trucos además de estos u otros diferentes? ¡Adelante, coméntanos que haces para llevar el bienestar a casa!

Author Info

Cuida't Sabadell

No Comments

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies