Hidratación corporal

Una piel hidratada es un signo claro de salud. Los excesos a los que a lo largo del año exponemos a nuestra piel, especialmente durante el verano por la exposición al sol, pasan factura. Con el tiempo, la piel empieza a perder sus capacidades de retener humedad y de eliminar toxinas, haciendo que ésta se vuelva menos suave, áspera y cada vez más seca, que se descama con facilidad; dando origen a la aparición de esos indeseados problemas tales como las primeras arrugas, manchas, etc. La piel requiere de cuidados que a veces no le proporcionamos y eso se refleja en su aspecto. Los productos hidratantes ofrecen a la dermis la suavidad y la elasticidad que pierde, regulando el PH natural, aportando las vitaminas que necesita y favoreciendo la formación de tejidos proteicos. Ven a Cuida’t y deja que nuestros profesionales traten tu piel como se merece, mediante la aplicación de tratamientos que proporcionan un efecto relajante, hidratante y oxigenante en todo el cuerpo.